Ver carrito  

Sin productos

Envio 0,00 €
IVA 0,00 €
Total 0,00 €

Precios con IVA incluido

Ver carrito Comprar

Categorías

Las molestias de los tendederos de ropa

 

En la mayoría de comunidades existen grandes discrepancias sobre los tendederos de ropa. Sobre los vecinos pesa la ordenación de la zona de instalación de tendederos. Ahí empiezan las diferencias. Llegado a momento, habitualmente, cada vecino antepone su interés particular, por encima de la lógica de tendido de la arquitectura de su edificio.

 

Quiero exponer un caso real de una comunidad compuesta de un total 128 viviendas, dividido en 5 portales a razón de 7 plantas por portal. Cada portal dispone de un patio de luces, en el que algunos vecinos han ido instalando uno o dos tendederos  en la zona del lavadero.

Otros no han colocado ninguna en esa zona y han puesto un tendedero en la terraza. En definitiva cada uno ha aplicado su criterio, conforme ha ido comprando su vivienda

Ahora pasado 7 años, hay mucha discordia sobre las ventajas e inconvenientes, de los distintos criterios aplicados.

 

Unos critican a los que tienden en la terraza porque las prendas se ven desde la calle y eso devalúa el edificio y por tanto las viviendas de todos ellos. Apelan  a que la terraza no es un lavadero a la vista del exterior. Que la terraza es para disfrutarla como terraza y no para ocuparla con un tendedero.

 

Otros critican a los que han puesto un tendedero en el lavadero hacia el patio de luces porque le están continuamente cayendo pinzas y ropa de los vecinos de las 6 plantas superiores. Alegando que una pinza caída desde la altura puede dañar muy seriamente a la cabeza de un niño. Además de las continuas molestias de tener que estar devolviendo ropa caída.

 

Los vecinos de la 1’planta, afectados por la caída de pinzas “misil”, apuestan por que se prohíban los tendederos en patios de luces y se instalen cuerdas en la azotea. Que cada vecino suba y baje a la octava planta a tender su ropa.

 

En esta ensalada de opiniones, tensiones y criticas, el administrador de fincas no sabia que solución proponer a estos vecinos.

 

Buscando por internet este administrador descubrió Salvarop y sus ventajas. Considero que era la solución intermedia para todos ellos. Los vecinos del primero ya no sufrirían las caídas de pinzas y ropa. Los vecinos de arriba ya no tendrían la incomodidad de pedirle su propia ropa caída. Los vecinos de las terrazas, ya no tenderian sus prendas directamente a la vista de los demás sino que envuelto en el salvarop, ganarían en discreción  y pudor.

 

La frase del administrador de la comunidad fue literalmente “con que poquita cosa he resuelta este gran enfrentamiento"</span



Publicado en Blog de Salvarop

2015-07-30 14:53:38

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Agregar un comentario!